Las conexiones 4G en Latinoamérica superaron los 100 millones en 2016

Las conexiones 4G en Latinoamérica superaron los 100 millones en 2016

Smartphone

Las conexiones 4G experimentaron en 2016 un aumento del 121% en América Latina, según los últimos datos ofrecidos por GSMA Intelligence. Las conexiones aumentaron de 51 millones en 2015 a 113 millones hacia fines de 2016, cifra que representa el 17 por ciento del total de conexiones y un incremento anual de ese señalado 121 por ciento. Se prevé que las conexiones superen los 300 millones hacia fines de la presente década, representando casi el 40 por ciento del total de las conexiones de la región en ese momento.  

Hacia finales del año pasado, 97 operadores móviles habían lanzado redes 4G en 39 países de América Latina, y se espera que muchos más sigan estos pasos en los próximos años. Según GSMA Intelligence, las redes 4G ya cubren al 68 por ciento de la población latinoamericana y se espera que esta cobertura alcance a un 83 por ciento de los ciudadanos para el 2020. 

Estos datos demuestran que el crecimiento de la tecnología 4G tiene también una fuerte correlación con la adopción de smartphones, los cuales representaron el 55 por ciento del total de conexiones móviles en la región a fines de 2016. 

Se calculan 300 millones para 2020, cuando también iniciará el despliegue de 5G en la región

 

“Las fuertes inversiones de los operadores móviles en Latinoamérica están impulsando la migración a redes de alta velocidad, pero se necesita modernizar la regulación para promover el desarrollo del ecosistema digital regional e incentivar aún más la innovación y las inversiones”, explica Sebastián Cabello, Director de la GSMA para América Latina. 

“La economía digital está evolucionando rápidamente en la mayoría de los países, pero el marco regulatorio de las telecomunicaciones sigue anclado en el pasado. El futuro requiere una visión más flexible y tecnológicamente neutral, descartando aquellas normas que ya no reflejan la dinámica de la industria. La GSMA recomienda a los gobiernos promover una mayor calidad de servicio e innovación a través de la competencia, en vez de perpetuar reglas y obligaciones ya obsoletas”, continúa Cabello.

 

Hacia la tecnología 5G 

En Latinoamérica, el despliegue de las redes 5G comenzará a partir del año 2020, y serán construidas sobre la base del éxito alcanzado con 4G para brindar redes y plataformas que propulsarán la continua transformación digital de la sociedad. Con la tecnología 5G, serán posibles nuevos escenarios de uso, tales como una Internet de las Cosas masiva y las comunicaciones críticas, además de nuevas aplicaciones generadas por las mejoras en banda ancha móvil. En cuanto a conexiones M2M, se prevé que en la región la tasa de crecimiento aumente más del doble, pasando de 25 millones de conexiones a fines de 2016, a 53 millones para el 2020.

La tecnología 5G también acelerará la competencia entre los operadores, las empresas de internet y el ecosistema móvil más amplio. Para garantizar el despliegue oportuno de redes 5G, será indispensable contar con espectro nuevo y ampliamente armonizado, tanto en bandas de frecuencia baja como alta. De esa forma, se maximizarán las inversiones y se concretará toda la gama de capacidades potenciales que ofrece la tecnología 5G. 

Es urgente establecer las bases para apoyar la adopción de esta nueva tecnología, por ejemplo, desarrollando una clara hoja de ruta para la atribución de espectro radioeléctrico y la definición del camino hacia la modernización de las regulaciones legadas existentes, lo cual será esencial para alcanzar este objetivo”, afirma Cabello.

 

Dinero móvil

En América Latina, la industria de dinero móvil ha experimentado un rápido crecimiento desde su inicio en 2011. Actualmente, la región cuenta con 32 servicios operativos en 17 países y 23 millones de cuentas, las cuales aumentaron 35 por ciento durante el último año. Estas cifras han posicionado a Latinoamérica como la región de crecimiento más rápido en cuentas registradas de dinero móvil a nivel global. El 47 por ciento de las cuentas registradas han estado activas dentro de los 90 días, una de las tasas de actividad de dinero móvil más altas del mundo. 

 

Las redes 4G ya cubren al 68 por ciento de la población latinoamericana

 

La industria de dinero móvil de América Latina está mostrando señales de mayor madurez y futuro crecimiento. El 75 por ciento de los servicios de dinero móvil en la región ya se ofrecen a través de aplicaciones para smartphones. Los patrones de uso sugieren que el dinero móvil se encuentra más integrado en la estructura de pagos en la región que en otras partes del mundo, evidenciado por pagos comerciales del 57% de las transacciones (el promedio global es 5 por ciento) y pagos mayoristas que representan casi 7 por ciento de las transacciones (el promedio global está apenas por encima del 2 por ciento). 

“Todavía hay un amplio mercado sin aprovechar en términos de dinero móvil en América Latina, ya que todavía se encuentra en una etapa incipiente en la mayoría de los mercados”, concluye Cabello. “A fin de ayudar a impulsar la futura adopción de los servicios de dinero móvil, se deberá contar con regulación apropiada, acceso a infraestructura bancaria y asociaciones público-privadas."

Las conexiones 4G en Latinoamérica superaron los 100 millones en 2016