Alibaba ya utiliza el reconocimiento facial para pagar en los KFC de China

Alibaba ya utiliza el reconocimiento facial para pagar en los KFC de China

Alibaba

China está a la vanguardia cuando se trata de pagos digitales. El último salto es la tecnología de reconocimiento facial que permite a un cliente pagar por parpadeando una sonrisa.

La filial de Ant Financial del conglomerado Alibaba ha lanzado ya el servicio ‘una sonrisa para pagar’ en Hangzhou, la sede de los cuarteles generales de la compañía, donde se está probando con los establecimientos de la cadena de la multinacional norteamericana de alimentación Kentucky Fried Chicken (KFC).

Como puede verse en el video adjunto , el proceso de pago no requiere un smartphone, suponiendo que el cliente ya se ha registrado para la aplicación Alipay y ha permitido su reconocimiento facial. Una cámara 3D ubicada en el punto de venta escanea la cara del cliente para verificar su identidad, mientras que hay una opción de verificación de número de teléfono para mayor seguridad.

'Sonríe para pagar' encaja en la estrategia del gigante chino y, además, le permite aumentar la popularidad de su filial de pagos Alipay, la gran rival de WeChat Pay perteneciente a Tencent - un sistema de pago conectado a la popular aplicación de mensajería WeChat de China.

La compañía mostró por primera vez la tecnología de reconocimiento facial en la edición del IFA (Consumer Electronics Unlimited) celebrada en Alemania hace dos años, cuando el presidente Jack Ma mostró algunas capacidades básicas, incluida la opción de encajar un selfie para pagar. Las opciones han avanzado algo más desde entonces. Alibaba utiliza una tecnología llamada Face ++ de la empresa china Megvii, que recaudó más de 150 millones de dólares de inversionistas que incluyen Foxconn.

KFC era un primer adoptante obvio, ya que Alibaba es inversionista de Yum China, que opera en el país la marca estadounidense y otras franquicias de comida rápida, como por ejemplo McDonalds y Taco Bell.

Alibaba ha estado impulsando esta visión del futuro del comercio tecnológico, integrando elementos de minoristas on y off line. Por ejemplo, a principios de este verano ya lanzó una tienda en la que se podía pagar sin efectivo, y opera diez tiendas de barrio en Shanghai que utilizan una aplicación móvil para optimizar la experiencia del cliente.

Alibaba ya utiliza el reconocimiento facial para pagar en los KFC de China