Ciudades sin estrés

Ciudades sin estrés

Balneario Barcelona

Bionatura ha sido una de las primeras en utilizar una aplicación para móvil
Este sector tiene una gran potencialidad para los diseñadores de apps
Se va hacia la implantación de nuevas tecnologías en estos espacios relajados


Parkings inteligentes, apps revolucionarias y estaciones de carga de vehículos eléctricos se van convirtiendo poco a poco en elementos familiares para los ciudadanos. Su función es simplificar la vida de las personas que habitan las ciudades, convirtiéndose así en una especie de remedios tecnológicos al estrés, tan habitual

en la vida urbana y tan nocivo para la salud. Otro excelente aliado en las ciudades para combatir el estrés son los balnearios urbanos, oasis de tranquilidad que proporcionan desconexión, relax y momentos de reflexión. En definitiva, mejoran nuestra calidad de vida.

La oferta de balnearios urbanos con aguas termales, spa, baños árabes (en árabe hamman: lugar donde priman la espiritualidad, el relax, la higiene y la vida social) , spa con masaje tailandés (“de estiramiento y profundidad”, según Wikipedia), reflexología o servicios de estética, entre otros muchos servicios, se pueden encontrar diseminados por las grandes ciudades. Se trata de lugares fáciles de encontrar en Internet donde, en la mayoría de los casos, se pueden ver fotos de gran calidad e información muy detallada de los servicios y tratamientos. En definitiva, un negocio que en los últimos años está en alza. El empresario catalán Eduard Fernández abrió en 2010 en el centro de Barcelona su sofisticado Bangkok Healthy Spa . Fernández asegura que, a pesar de la crisis, su actividad ha crecido año tras año y que ahora cuenta con 14 personas que trabajan para un perfil de usuario “de una edad entre los 35 y 45 años, la mayoría (alrededor del 60%) hombres. Son clientes con una capacidad adquisitiva media o media-alta, ya que, por ejemplo, una sesión de una hora de masaje cuesta alrededor de 65 euros. Son sobre todo empresarios o profesionales autónomos que tienen la posibilidad de gestionar sus horarios laborales y que necesitan relajarse de las tensiones de la jornada”.

 

Balneario

 

¿Cómo orientarse en este mar de ofertas? Sencillo. Primero hay que elegir el tipo de servicio entre los que hemos nombrado (spa, masajes, estético,etc.); segundo, buscar el lugar que más nos inspire a través de Internet o de algunas aplicaciones que recientemente han sido lanzadas al mercado. Una de las más utilizadas es Balnearios & Spa, un buscador con comparativa de precios que ofrece información de estructuras de balnearios tanto urbanos como rurales. Algunos establecimientos tienen sus propias aplicaciones. Bionatura de Badalona (Barcelona), que ofrece tratamientos de estética, corporales y un circuito Spa, posee una app sencilla y clara. Natalia Flores, gerente de Bionatura, es perfectamente consciente de ser una pionera en el segmento: “Parece que somos de los primeros en utilizar una aplicación para móvil en este sector”, nos cuenta con orgullo, “aunque se trata de una prueba piloto todavía por terminar: falta matizar algunos contenidos, unas fotos, etcétera”. Cuando le pregunto qué se espera de una aplicación en su actividad, Natalia Flores tienes las ideas claras: “Queremos lograr una comunicación con los clientes más directa a través de las notificaciones en el teléfono móvil. Podremos ofrecer descuentos a los que se bajen la app, promociones varias, reservas de regalos y bonos”. Y concluye: “Todavía no hemos obtenido respuestas porque no la hemos publicitado, pero creemos que puede funcionar muy bien, también como apoyo a la web”.

En general, este sector tiene una gran potencialidad para los diseñadores de apps. El ejemplo de Bionatura podría calar en otras empresas y ser un primer paso hacia la implantación de las nuevas tecnologías en estos nuevos espacios de las Smart (and healthy) Cities, ofreciendo la posibilidad de una localización rápida con información clara respecto a tratamientos y estética del lugar. Por el momento, es un sector caracterizado por tener unas webs muy trabajadas. Un par de ejemplos son: Silom Spa , una espléndida web y un lugar con encanto, que además ofrece la posibilidad de regalar masajes. ¿Cómo? Compras lo que desees regalar y te envían el bono por e-mail. Recomendamos también la web de los baños árabes del Grupo Aire,  presentes en Almería, Barcelona, Sevilla y Nueva York. Con o sin estrés, es una verdadera tentación dejarse mimar por ellos.

Ciudades sin estrés