Un tejido técnico que no necesita plancha, no se deforma y no pierde color

Un tejido técnico que no necesita plancha, no se deforma y no pierde color

Batech

Batech es una empresa de moda totalmente catalana que confecciona colecciones de polos de vanguardia y alta calidad.

La idea fue de Santi Simón, un ingeniero industrial de Terrassa, y de Lluís Latorre, un teórico textil de Sabadell. Su objetivo era trasladar las ventajas de los tejidos técnicos elaborados en el mundo del deporte a un polo veraniego. La crisis de hace unos años facilitó que el proyecto encontrase apoyos y se convirtiese en realidad. Ahora la empresa celebra sus primeros cinco años de vida.

Necesitaron todo un año para conseguir lo que buscaban: una prenda de verano que no transmitiese olores, que protegiera de los rayos ultravioleta, que transpirase, que se secara rápidamente y, para rematarlo, que no se tuviese que planchar. Y a nivel de gestión y administración, decidieron recortar costes fabricando cerca de casa, en Cataluña. Esa búsqueda de proximidad permite que la prenda se tiña en Sant Vicenç de Castellet, se acabe en Dosrius, Mataró o Sant Quirze del Vallès; los botones se fabriquen en Santa Perpètua de Mogoda, las etiquetas en Castellar del Vallès y la confección, entre Terrassa i Deltebre. Todo ‘made in Catalonia’.

Una vez conseguido el propósito, empezaron a probar la prenda (al principio exclusivamente masculina) con familiares y amigos. Funcionó y, en 2012, crearon la sociedad Batech Solucions per al Confort SL, lo que ya les permitió vender a través de internet y en tiendas multimarca. Ahora ya tienen tiendas propias y hasta un showroom en Barcelona. La firma cuenta con una red de 200 empleados y 38 tiendas multimarca, además de una nueva estrategia de venta directa.

El nombre, Batech, es una mezcla del latir del corazón en catalán (batec), la contracción de Barcelona y la palabra tecnología en su abreviatura anglosajona: tech.

Un tejido técnico que no necesita plancha, no se deforma y no pierde color